Maternidad·Poesía

Hacete árbol

Hacete árbol
Ojos verdes parpadeando a contraluz
Hundí los tobillos en el fango: no hay temor. Brotan las raíces que penetran la tierra.
Llega la frescura como la risa de un niño al tocar el agua.
Nutre napa subterránea
Donde el pensamiento perdió su nombre
No hay memoria de la tala
Pero gotean salvia las heridas.

El camino se desanda solo
O quizás no más: él ahora siempre de tu mano.
El dividuo, el insujeto, el humanimal ojos de noche estrellada.

El cántaro al fin rebalsó
Y se hizo añicos
Trozos de arcilla húmedos que vuelven a fundirse con la tierra
Cumplen su ciclo
No sabías que ibas a romperte
Pero no lo cambiarías por todos los vendajes del mundo.

Árbol sin corteza
Brisa nueva de clorofilas
Madera firme y dócil
Madera madre de cunas
Madera tibia mecedora
Cruje bajo la luna
Madera abraza madre
Madre deviene árbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s